Anticipándonos a las recomendaciones tanto del Gobierno de España como de la OMS, en Construcción ADRA y Reformas hemos paralizado toda nuestra actividad en el mismo momento en el que se decretó el estado de alarma el pasado mes de marzo.

Porque nos importan nuestros trabajadores y nos importan sus familias y porque, como siempre, preferimos prevenir a lamentar, por el momento mantenemos paralizadas tanto las siete (7) obras que teníamos en curso como nuestros centros de trabajo.

Anticipándonos a las recomendaciones tanto del Gobierno de España como de la OMS, en Construcción ADRA y Reformas hemos paralizado toda nuestra actividad en el mismo momento en el que se decretó el estado de alarma el pasado mes de marzo.

Porque nos importan nuestros trabajadores y nos importan sus familias y porque, como siempre, preferimos prevenir a lamentar, por el momento mantenemos paralizadas tanto las siete (7) obras que teníamos en curso como nuestros centros de trabajo.

Anticipándonos a las recomendaciones tanto del Gobierno de España como de la OMS, en Construcción ADRA y Reformas hemos paralizado toda nuestra actividad en el mismo momento en el que se decretó el estado de alarma el pasado mes de marzo.

Porque nos importan nuestros trabajadores y nos importan sus familias y porque, como siempre, preferimos prevenir a lamentar, por el momento mantenemos paralizadas tanto las siete (7) obras que teníamos en curso como nuestros centros de trabajo.

En el año 2019 comenzamos uno de los proyectos más ilusionantes para Construcción ADRA: la rehabilitación y reestructuración de la residencia de carácter histórico para los Padres Carmelitas, en la calle Rector Esperabé de Salamanca.

Este proyecto, que en realidad es una segunda fase continuación de una primera ejecutada también por Construcción ADRA, cuenta con un presupuesto de 1.500.000€ y el plazo de ejecución es de 12 meses.